Huella de carbono

Para Cadagua resulta clave la forma en la que la organización responde a los retos y oportunidades del cambio climático a corto, medio y largo plazo. Desde 2009 Cadagua mide el 100% de las emisiones de gases de efecto invernadero originadas por sus actividades, con el objeto de reducir su huella de carbono. Para ello, se han establecido objetivos y todos los años las emisiones de Cadagua disminuyen con respecto al año anterior.

Para conseguir este objetivo, Cadagua ha desarrollado e implantado acciones para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, tanto específicas como de carácter general:

  • Incorporación de criterios de eficiencia energética en las compras y subcontratación de servicios.
  • Estrategia de movilidad sostenible para los empleados de la compañía.
  • Mejora de la eficiencia energética en las flotas de vehículos, tanto industriales como turismos y programas de formación para fomentar la conducción eficiente.
  • Uso de combustibles menos contaminantes.
  • Mejora de tecnología y procesos operativos para optimizar el capítulo de las emisiones evitadas.
  • Impulso de la compra de electricidad procedente de fuentes renovables.

Cadagua es consciente de su responsabilidad y por ello asume un firme compromiso en la reducción de sus emisiones y el impacto medioambiental de sus actividades. Asimismo, impulsa la generación de nuevas ideas y modelos de negocio, para ofrecer a sus clientes y usuarios soluciones innovadoras con un menor impacto.